comprar cialis generico en Espana comprar viagra generico contrareembolso en Espana comprar levitra online en Espana, aumentar la ereccion

Galácticos sobre ruedas

Lunes, 08 Marzo 2010

Una pierna de titanio y una esterilla. Sin noticias de su dueño. Sólo hay miradas curiosas dentro de un bodegón animado en el que al fresco parece faltarle el protagonista. Sólo una extremidad ortopédica sin firma. Abandonada a su suerte ante decenas de personas rindiendo tributo al cuerpo. Los más curiosos buscan aquella figura con muletas que desvele al propietario de aquel pedazo de metal. Sin embargo no hay lugar para los bastones en la vida de Tristan Knowles. Su vida ha sido un ejemplo de superación desde que perdiera parte de la pierna izquierda debido a una enfermedad en los huesos. El deporte ha sido ese valor añadido que ha hecho del australiano un modelo a seguir.

Su apéndice de titanio habla de él. Sin complejos, lo abandona ante las decenas de miradas que imaginan a un propietario endeble lejos de los cánones del deportista de élite. Lejos de las abdominales de Cristiano Ronaldo. Él también es una estrella. También puede presumir de 'tableta' y de haber alejado el prototipo de discapacitado, infrautilizado para la práctica deportiva. Junto a él Dan. Su amigo inseparable. El otro galáctico del Fundación Grupo Norte.

Dan Highcock y Tristan Knowles han puesto el acento campeón al Fundación Grupo Norte. El equipo vallisoletano ha encontrado en los jugadores anglosajones ese salto de calidad que demandaba en las últimas temporadas. Sin embargo, el 'zipi' y 'zape' del equipo morado no sólo han revolucionado el nivel deportivo, también han inyectado su forma de ver la vida desde la silla de ruedas. Al escolta australiano, campeón paralímpico en Pekín, a veces parece sobrarle su apéndice de titanio. Olvida su discapacidad física en un halo de superación que invita a la reflexión sobre los valores del deporte y sus supuestos estandartes. Abandona su pierna a su suerte, mientras mejora su rendimiento físico en una sala de musculación. Caras desencajadas. Todas no. A los saltos del 'canguro' les sigue siempre de cerca Highcock.
Una enfermedad en los huesos privó a Knowles de una pierna; Highcok tenía siete años cuando un accidente de moto cercenó de golpe todos sus sueños

A Dan no le falta una pierna, pero un accidente en moto cuando apenas tenía siete años le cambió la vida. El británico, seguidor del Liverpool, apeló al espíritu de Anfield para superar la adversidad. Quería ser 'DJ' y el mejor jugador de baloncesto del mundo, su accidente y su discapacidad no serían un impedimento. El también paralímpico, medalla de bronce en Pekín, donde también coincidió con Knowles es otro de los valores intangibles del nuevo Fundación Grupo Norte. «Venimos de otra cultura. En mí país el baloncesto en silla de ruedas es un deporte de élite», explica el pívot inglés.

El valor de las horas extras

Para los dos deportistas, el trabajo no se termina en el que momento que abandonan la cancha y dejan las sillas. Dan y Tristan ultiman su preparación en el gimnasio, en su casa. Cualquier recodo es bueno para mejorar.

Sus seleccionadores, al más puro estilo Del Bosque, les siguen de cerca. Saben del nivel de exigencia de la élite y de la competitividad que se van a encontrar en las próximas citas internacionales, de ahí que hace poco los dos aterrizarán en Valladolid para cargar de trabajo a sus muchachos. Para incitarles a seguir un plan de trabajo específico destinado a convertirles en campeones del Mundo. Folios y folios de ejercicios que complementan el trabajo realizado en el Polideportivo Pilar Fernández Valderrama.

Sus métodos han revolucionado la forma de ver el baloncesto en silla de ruedas en Valladolid y, por qué no, en España. Han extrapolado la competitividad de los estados anglosajones a un país que apenas se concentra para las grandes competiciones. Poco hay que hacer ante la preparación de combinados como el australiano, el inglés, el estadounidense o el canadiense. Los reyes del baloncesto adaptado. Curiosamente, las ligas domésticas de esos países apenas tienen repercusión. España, Italia o Alemania presumen de campeonato doméstico con escuadras tan potentes como el Once Andalucía. Precisamente, los andaluces han sido los primeros damnificados del fenómeno anglosajón. El conjunto sevillano, líder de la máxima categoría nacional, cayó la pasada semana ante el equipo de José Antonio de Castro (75-60). «Han contagiado al resto de equipo. Hay otra mentalidad, otra forma de entrenar, de prepararse y ante el Once Andalucía se certificó», explica el técnico morado.

Los acordes del 'God Save the Queen' (Dios salve a la Reina) suenan cada vez más alto en el santuario del Grupo Norte. «Jugadores como Jonatan, Mikael o el propio Zavala se han contagiado de esa corriente de vivir para el baloncesto. De esa corriente del deporte de élite que tanto necesitábamos en Valladolid», comenta De Castro.

Mientras, y rodeado de un sinfín de pesas, Tristan atisba su pierna de titanio. Realiza multiseries específicas que le dan ese puntito de mejora en esa carrera por convertirse en el mejor jugador del Mundo. «Para serlo hace falta pasión», explica mientras busca las palabras exactas en su traductor.
Los dos jugadores entrenan seis días a la semana y cuentan con un plan de trabajo específico

El campeón olímpico se acopla a la silla de ruedas desde los 14 años. Desde esa edad sueña con ser una referencia dentro del deporte adaptado. En Valladolid y en España ya lo ha conseguido. Su nombre junto al de Highcock se ha asociado al del éxito. Llegaron la pasada temporada procedentes del Polaris World Murcia, donde la crisis les invitó a buscar un nuevo destino en la meseta. Antes Italia, otra de las cunas del baloncesto sobre ruedas. «Notas el cambio. La actitud no es la misma. Nosotros tenemos en el baloncesto nuestro trabajo. Queremos ser los mejores y para ello trabajamos durante seis días a la semana», explica Dan. El séptimo descansan. El pívot inglés se relaja escuchando música 'house' al tiempo que ve los partidos de Gerrard y de Torres. «El Niño», puntualiza en un perfecto castellano. «The Kid», añade Tristan. Los dos se declaran unos confesos admiradores de la cocina española, pese a que también tienen cuidado con su dieta. Todo por el deporte, por su trabajo. Siempre atentos. Sus seleccionadores reclaman al club vallisoletano las estadísticas, vídeos y hasta el estado de ánimo de sus jugadores. Del seleccionador español no hay noticias. Desaparecido en combate, aún no ha visto el potencial morado esta temporada.

«Son los dos mejores jugadores que han pasado por el Grupo Norte», sentencia el técnico vallisoletano. Los dos han demostrado que con sacrificio y «pasión» no hay piernas de titanio que valga. De ella, sólo se acuerdan en el momento de recoger la esterilla. Antes, el deporte lo abarca todo.

Colaboradores

  • logoafedecyl1
  • Ayuntamiento Avila
  • Ayuntamiento Burgos
  • aytoLeon
  • ayuntamiento Zamora
  • ayuntamiento Benavente
  • Ayuntamiento Medina del Campo
  • ayto ponferrada
  • ule 3D
  • logo UVA edu
  • Logo UEMC 1 hor color
  • escudo-san-andres-del-rabanedo
  • Cruz Roja
  • Cruz Roja
  • Cruz Roja
  • Diputación de León

Patrocinadores

  • Plena Inclusión Castilla y León
  • FMDValladolid
  • special001
  • specialcylnuevo
  • logo CocaColalogo CocaCola
  • fundacion la caixa
  • fundacion la caixa