Estimulaciòn sensorial de un nino con discapacidad mental

La estimulación sensorial para desarrollar las funciones cognitivas

Desde que el ser humano nace, está expuesto a una gran cantidad de estímulos y de señales que poco a poco va procesando en su cerebro. Es durante los tres primeros años, cuando la gran flexibilidad del cerebro, permite a la persona, absorber con mayor eficacia, la gran cantidad de información que percibe a su alrededor. Una correcta estimulación sensorial durante estos primeros meses de vida, garantiza que se va a desarrollar las funciones cognitivas de una manera óptima, especialmente aquellas que tienen que ver con la atención, la comprensión y la memoria, esenciales durante los primeros años para garantizar un correcto crecimiento y funcionamiento del cerebro.

¿Por qué es tan importante trabajar la estimulación sensorial?

Durante los primeros años de vida, es importante que los sentidos se activen de la manera más rápida y eficaz posible. Para ello, se recurre a la estimulación sensorial, ya que ayuda a que la información del exterior sea absorbida, procesada y entendida por el cerebro. Gracias a la estimulación sensorial, se pone en marcha las zonas cerebrales para que esta información se analice adecuadamente. Una correcta estimulación sensorial, fomenta que el cerebro, desde una temprana edad, procese información para asentar la bases de funciones y acciones más complejas que se realicen en el futuro, como es el razonamiento, el desarrollo de lenguaje o la creatividad.

Nada más nacer, nuestro cerebro está programado para empaparse de toda la información que hay a su alrededor, mediante los diversos sentidos. A partir de estos datos, el cerebro intenta comprender e interpretar el mundo que le rodea. Normalmente, el cerebro elabora sensaciones y percepciones con toda esta información, a un ritmo normal en la mayoría de los casos. Con la estimulación sensorial, lo que se busca, es que este ritmo y este proceso, se realice de una manera eficaz y rápida, para que el cerebro construya paulatinamente sistemas mentales de razonamiento esenciales, que serán muy valiosos según se vaya creciendo y accediendo a estímulos e información más compleja.

La estimulación sensorial es algo vital en los más pequeños

Para un correcto desarrollo de la inteligencia, el lenguaje y del pensamiento, desde una temprana edad, es vital realizar una estimulación sensorial a los pocos meses de vida. Durante los primeros años, es cuando el cerebro es considerado una hoja en blanco, donde se puede asentar las bases de una mente sana y equilibrada, que sea capaz de razonar, interpretar y comunicar, mediante percepciones y sensaciones. Cuando primero se recurra a la estimulación sensorial, más garantías habrá, de que ese niño o niña, vaya desarrollando modelos de razonamiento y análisis más efectivos, que sin duda alguna, le ayudarán en su vida como adulto. La premisa fundamental de la estimulación sensorial, es la de ayudar a que se realice un desarrollo cognitivo eficaz, fomentando las capacidades sensoriales de la manera más adecuada.

¿Con qué personas es eficaz la estimulación sensorial?

La estimulación sensorial está indicada para aplicarse a todo tipo de personas, desde una temprana edad, y de una manera paulatina. Sin embargo, cobra especial importancia en aquellas personas que presentan ciertas dificultades de razonamiento cognitivo. Personas que aún de presentar cierta discapacidad para razonar e interpretar la información que hay a su alrededor, gracias a la implementación de una correcta estimulación, pueden desarrollar adecuadamente su mente de una manera muy notable.

Adecuando una correcta estimulación sensorial, se puede estimular procesos básicos de compresión y de razonamiento, mediante los diversos tipos de estrategias, objetos e incluso lugares, todos ellos encaminados a desarrollar y estimular los sentidos. Especialmente, desde una etapa más infantil, es cuando más efectiva y mejores resultados se obtienen en este tipo de procesos cognitivos.

¿Cómo fomentar la estimulación sensorial?

Hay una gran número de estrategias, de objetos, de espacios y de técnicas enfocadas a ayudar en la estimulación sensorial. Desde pequeños elementos, como juguetes, cubos o piezas, ayudan enormemente a desarrollar la mente. Una simple ordenación de colores y de luces, con los objetos estratégicamente ubicados, ayudan enormemente a despertar el interés de aquellas personas que por uno y otro motivo han tenido cierta dificultad a desarrollar su inteligencia cognitiva. De este modo, es posible disfrutar de rincones que permiten una gran interacción, y que estimulan de manera muy eficaz cada uno de los sentidos implicados en obtener y procesar toda la información que nos rodea.

En toda estrategia de estimulación sensorial, se intenta fomentar el máximo posible el desarrollo de las diversas capacidades sensoriales. Saber distinguir las funciones básicas que forman parte de este proceso, ayuda en gran medida a establecer una correcta estrategia para iniciar una actuación eficaz de estimulación. Algo que es realmente importante hoy en día, ante la gran cantidad de estímulos, señales e información que tenemos a nuestro alrededor. La estimulación sensorial, se convierte en la mejor manera para desarrollar eficazmente las funciones cognitivas esenciales, en el correcto desarrollo y crecimiento del ser humano.

Laisser un commentaire

Votre adresse de messagerie ne sera pas publiée. Les champs obligatoires sont indiqués avec *