El Test del Árbol

El test del árbol y su importancia en la detección de discapacidades mentales

Las enfermedades mentales afectan a un porcentaje elevado de la población y, tal y como afirman multitud de estudios y la experiencia de los propios pacientes y de sus familiares, cuanto antes se detectan, más fáciles son de manejar. Sin duda, la prueba del árbol puede ser muy útil para diagnosticarlas.

¿Qué es el test del árbol?

El test del árbol es un test de tipo proyectivo gráfico muy sencillo y fácil de realizar. En concreto, fue creado por Karl Koch. Consiste en dibujar un árbol que representa el reflejo de la esencia personal del sujeto. Generalmente, es una prueba destinada a adolescentes y, sobre todo, a niños, si bien es cierto que puede ser aplicada del mismo modo a adultos.

Elementos de análisis del test del árbol

Fundamentalmente, y siguiendo las teorías de Freud, la copa del árbol representa el Súper Yo, el tronco el Yo, y la raíz y el suelo el Ello. Vamos a ver esto en más detalle:

  • La raíz y el suelo (Ello): la parte más inconsciente de la persona. Representa sus emociones más íntimas y establece cómo es su contacto con la sociedad y la realidad. Por ejemplo, no representar las líneas del suelo simboliza desarraigo.
  • El tronco (Yo): aquí el sujeto que dibuja habla de la percepción que tiene sobre él mismo, es decir, sobre sus recursos para hacer frente a los problemas, su seguridad en sí mismo, su autoconfianza, etc. Si es muy delgado connota sensibilidad, y si es muy grueso razocinio.
  • Las ramas y la copa (Súper Yo): esta parte hace referencia a la intensidad y a la calidad de las relaciones que la persona mantiene que el entorno que le rodea, así como su estado de ánimo actual y las aspiraciones personales que tiene.

Evidentemente, se trata de una prueba mucho más compleja de lo que parece y de lo que aquí podemos explicar y que debe ser siempre analizada por un profesional especializado. Por ejemplo, él atenderá a otras muchas circunstancias como, por ejemplo, el tamaño del árbol, si hay borrones existentes, o si las ramas han sido ocultadas por el follaje de las hojas. Todos ellos son elementos que, aunque pueda parecer sorprendentes, nos hacen hablar de nosotros mismos de forma inconsciente y que son capaces de desgranar muchos elementos de nuestra personalidad.

En definitiva, el test del árbol se ha revelado muy útil a la hora de diagnosticar enfermedades mentales y problemas de personalidad en niños, adolescentes y adultos. Por ello, y teniendo en cuenta su sencillez, es una prueba que no debe ser desestimada en ningún caso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *