Estrasburgo en silla de ruedas

Tipos para visitar Estrasburgo en silla de ruedas

Muchas capitales europeas, especialmente las que reciben un gran número de visitantes a lo largo del año, se están adaptando a los nuevos tiempos para facilitar los accesos y la movilidad a todo tipo de personas, especialmente a los minusválidos que acuden en silla de ruedas a conocer esta majestuosa ciudad.

¿Es fácil conocer Estrasburgo en silla de ruedas?

Este pequeño rincón europeo ubicado en Francia, descansa sobre una de las zonas más bellas del país, a lo largo de la histórica región de Alsacia, ?Strossburi es el nombre en alsacio de Estrasburgo?. Es considerada la capital de la zona del Bajo Rin, ofreciendo a sus visitantes un lugar realmente pintoresco e interesante, que en algunos puntos pueden ser perfectamente la portada de una revista de viajes interesantes y pintorescos, por lo cuidado y bien conservado que está, muchos de sus edificios.

Una de las principales dudas de muchos visitantes, es la de saber si se trata de una ciudad accesible para personas con discapacidad, y en general, con problemas de movilidad. Todos aquellos que quieren planificar un viaje a esta ciudad francesa, deben saber que es uno de los lugares más cómodos para personas que se desplazan en silla de ruedas. Estrasburgo ofrece una gran facilidad a sus visitantes. Prácticamente es llana y plana, y cada uno de sus rincones está debidamente adaptado hoy en día para ofrecer una experiencia magnífica a los turistas, especialmente a los que no tienen más remedio que acudir en silla de ruedas.

Sin embargo, a pesar que la gran mayoría de edificios, calles y museos están adaptados a las sillas de ruedas, es necesario señalar que si damos unas vueltas por sus comercios, especialmente en la zona antigua, notaremos como hay una señal con un ?botón? para presionar. Al hacerlo, los responsables de las tiendas acuden a ayudar a las personas que se encuentran en silla de ruedas y quieren entrar al establecimiento. El motivo de esto, es que hay tiendas que tienen unos pequeños escalones, que impiden entrar directamente a los locales. Es una forma efectiva de dar una solución óptima a muchos discapacitados que desean conocer cada rincón de esta hermosa ciudad.

De este modo, esta ciudad entre Francia y Alemania, es un claro ejemplo de cómo debe ser una ciudad actual, adaptada a los nuevos tiempos. Aceras y calles amplias y cómodas, que invitan a recorrer la ciudad paseando o en bicicleta,y por lo tanto al desplazamiento en sillas con ruedas. Hay una excelente combinación de medios de transporte público, debidamente preparados para ofrecer un servicio satisfactorio a todos los visitantes.

¿Es fácil desplazarse en avión para llegar a Estrasburgo?

En ocasiones, especialmente si se viaja desde España, llegar a la ciudad de Estrasburgo puede ser relativamente complicado. Hay que planificar previamente los vuelos, ya que es complicado disponer de un vuelo directo el día deseado. Por este motivo, en algunas ocasiones puede llegar a ser interesante realizar una combinación de vuelos y de trenes, eligiendo la próxima ciudad de Bruselas como primer destino. Llegar a Estrasburgo en tren, vía avión desde Bruselas o de Basilia, ofrece unas maravillosas vistas de la zona de Alsacia, una de las más pintorescas y hermosas de la vieja Europa.

¿Qué lugares merece la pena visitar si vamos en silla de ruedas?

Viajar y desplazarse hasta esta ciudad europea de Estrasburgo en silla de ruedas, nos reporta unos hermosos lugares que merecen ser visitados, al menos una vez en la vida. De este modo, algunos de los rincones más recomendados de esta gran ciudad, son principalmente la hermosa y majestuosa Catedral de Estrasburgo, un claro ejemplo del arte gótico, donde sus vidrieras merece una plena atención y admiración. La ventaja de este lugar, es que si vamos en silla de ruedas, se puede acceder por la salida, evitando de este modo las aglomeraciones que en ocasiones se dan en la entrada.

La zona fluvial de est ciudad, ofrece unas hermosas vistas, incluso si queremos verlas en sillas de ruedas. Las barcas que recorren estos canales, están debidamente dotadas de unas zonas donde poder ubicar las sillas. Otros lugares como la majestuosa presa Vauban, también merecen una visita para ser admirada y fotografiada. Si acudimos a esta región, no debemos olvidar pasarnos por el barrio de la ?Petite France?, digno ejemplo de barrio europeo de antaño, que ofrece una gran experiencia a los visitantes.

Las bodegas de vino -especialmente el blanco- la región, son otros lugares que no se deben dejar atrás, ya que se conocerá de primera mano, una de las tradiciones más importantes de Francia y de esta gran región. Lugares que pueden ser recorridos perfectamente si vamos en silla de ruedas, ofreciendo unas grandes facilidades de acceso para todo tipo de personas con algún tipo de discapacidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *